TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
La importancia de enfocar la gestión del talento en las fortalezas y no en las debilidades
POR Fernando Iglesias, CEO de Madavi, 05-11-2018 08:50:32
La importancia de enfocar la gestión del talento en las fortalezas y no en las debilidades

AltoDirectivo

Autor de decenas de libros y considerado el padre del management moderno, Peter Druker consideraba que las personas son el eje de la revolución de la calidad y la productividad al interior de la empresa, gracias a que la calidad de las personas es determinante en la calidad del trabajo.

Drucker fue uno de los primeros autores que comenzó a ver a las personas como realmente lo son: los recursos más importantes de la organización, por ende, no pueden ser reducidos a una cifra expresada en un costo. Decía que la gente poseedora de talento se trata del ingrediente principal de las empresas exitosas, yendo más allá de los ámbitos tangibles. Una idea que en su momento fue sin duda revolucionaria.

El talento debería ser gestionado precisamente por líderes apropiados, de lo contrario, se correrá el riesgo de perderlo. “Nadie debería ser nombrado para una posición directiva si su visión se enfoca sobre las debilidades, en vez de sobre las fortalezas de las personas”, decía Drucker. La misión del líder debe ser precisamente alinear las fortalezas de la organización de forma y manera que hagan de las debilidades algo irrelevante. Es decir, liderar de forma apreciativa, lo que, sin duda, es más fácil y más efectivo.

Todos lo que lideran tienen el potencial de hacerlo de forma apreciativa, lógicamente utilizando sus fortalezas y de alguna manera su propio estilo. Hay líderes más inspiradores, otros más de proceso. Lo que cambia es el foco: trabajar desde la abundancia en vez de ver la escasez.

Este tipo de liderazgo se basa en la indagación apreciativa, concepto que considera que un sistema se mueve en el sentido que investiga. Esto es, las empresas crecen y se desarrollan a mayor velocidad, siempre y cuando investiguen lo que sí tienen y lo que sí quieren en vez de investigar los problemas. Si estudiamos los problemas no llegaremos a los resultados deseados... solo desperdiciaremos recursos, que, por cierto, siempre son valiosos y escasos.

Aplicar la indagación apreciativa en las personas significa describir todas sus fortalezas y las de los demás con el objetivo de combinarlas. Nos han contado que tenemos fortaleza y debilidades, no es cierto. Solo tenemos fortalezas, debilidades es lo que no tenemos. <¿qué se puede hacer con lo que no se tiene. NADA.

En este escenario, y tal como señalaba Drucker, las compañías exitosas son y serán aquellas capaces de crear las condiciones necesarias que permiten a los empleados dar lo mejor de sí mismos... que trabajen en un entorno apreciativo. Toda empresa es una institución de aprendizaje, en todos sus niveles y de forma permanente, lo que significa que debemos preocuparnos de hacer efectivas las fortalezas y los talentos de nuestros empleados, desarrollar nuevas fortalezas, lo cual, en su combinación hace que las debilidades, lo que no tienes se convierta en irrelevante al combinar en equipo tus fortalezas con las de los demás.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

Alto Directivo

ENVÍE SU COMENTARIO
Los expertos Hablan
Los lectores Opinan
¿Qué es lo que más importa a los empleados?
Un buen salario
Recibir formación
El ambiente de trabajo
El crecimiento profesional
Los compañeros
Tener un buen jefe
Conecta con nosotros
Alto Directivo
Las noticias mas relevantes del mundo de la alta dirección empresarial. Economía, empleo, tecnología, ...
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2014 AltoDirectivo